Etiquetas

meditación (8) Krishnamurti (7) oración (6) Dios (4) Ken Wilber (4) Klein (4) advaita (4) el trabajo interior (4) Blay (3) Contacto con Dios (3) Jesucristo (3) Maestro tibetano (3) Nisargadatta (3) búsqueda espiritual (3) contemplación (3) de Mello (3) libros espirituales (3) materialismo espiritual (3) Agni yoga (2) Bailando con la vida (2) El conocimiento de uno mismo (2) Franz Jalics (2) Oración del nombre de Jesús (2) Phillipp Moffitt (2) VBA (2) Vía directa (2) alma (2) antakarana (2) busqueda espiritual (2) centro magnético (2) entrega (2) integración cuerpo-mente (2) madurez (2) mente inconsciente (2) presencia (2) testigo (2) Annie Marquier (1) Budismo y Cristianismo (1) Cargar tu cruz (1) Chogyam Trungpa (1) Decálogo (1) Ejercicios de contemplación (1) El buscador en las fauces del tigre (1) El maestro del corazón (1) Francis Lucille (1) Hara (1) Iniciación (1) Karlfried Durckheim (1) Kornfield (1) La Cova (1) La habitación del ego (1) MT (1) Mariana Caplan (1) Peter Yang (1) Primera Noble Verdad (1) Raphael (1) Rincón del silencio (1) SER (1) Samkara (1) Sufrimiento (1) Tai chi zen (1) Tony de Mello (1) Traleg Rinpoche (1) Xavier Melloni (1) Yo soy eso (1) aceptación (1) aceptación vs resignación (1) angel solar (1) biografía de K por Papul Jayakar (1) carácter (1) chakras (1) emociones conflictivas (1) escucha (1) espiritual dad integral (1) espiritualidad integral (1) evolución espiritual (1) hesicastas (1) humildad (1) la perspectiva correcta (1) la sombra (1) luz (1) mantra (1) mirada inocente (1) morador en el umbral (1) oración de bienvenida (1) práctica vital integral (1) punto fijo (1) respiración (1) sombra (1) ángel de la presencia (1)

domingo, 21 de junio de 2009

La vibración que precede al pensamiento


Cito a Jean Klein en La Mirada Inocente.
En la meditación reconoceréis primero el ir y venir de los pensamientos; después, y mediante la actitud interior que consiste en no alimentar más el pensamiento, llegará el día en que percibiréis la pulsión, la vibración que precede al pensamiento. Esta pulsión es la que percute el cerebro en sus profundidades y desencadena los procesos de simbo-lización y formulación. En un momento dado, la complicidad con esta tendencia a dar continuidad a las pulsaciones mediante el pensamiento y el lenguaje, desaparecerá de vosotros. La energía que se manifiesta en estas vibraciones debe absorberse, pero queda, al principio, como un condicionamiento con el cual no hay que identificarse. Desde el momento en que las vibraciones son observadas y no hay ya más identificación con ellas, éstas disminuyen y no originan ninguna expresión por medio del lenguaje. Por supuesto, no deberéis caer en la trampa de mantener estas vibraciones en baja frecuencia, pues entonces os identificaríais con ellas. Todo esto debe quedar en el marco de una relación entre observador y cosa observada. A continuación, se instalará la contemplación, toda volición relativa al dinamismo del pensamiento se eliminará y el fenómeno de la energía se reabsorberá él mismo en vuestro ser.
Me gusta especialmente este fragmento porque explica con bastante claridad un tema muy complejo y poco comentado como es el espacio que hay entre la conciencia y el pensamiento o que es lo que ocurre a medida que uno va consiguiendo ser cada vez más presencia y menos pensamiento. Qué fácil lo explica Klein y qué difícil es para el investigador habitual llegar a ver ese espacio en donde surgen los pensamientos al igual que las burbujas del agua en una olla hirviendo.

9 comentarios:

sankaradas dijo...

Hola Xavi B.

Que gran maestro Jean Klein.
Él dijo.
El advaita no es una religión, ni una filosofia, ni siquiera una manera de ver el mundo, es simplemente la Verdad.

Namasté

Soledad dijo...

Eso es para matrícula de honor.
Un abrazo.

XanKaiSen dijo...

Genial!!

Muy aclarador.

Gracias. Namasté!

ASHRAM ARUNACHALA dijo...

OM

Nada que decir, practicar, practicar...practicar....siendo...
gracias.

Z. dijo...

Extraordinario Jean Klein, en un sólo párrafo describe un fenómeno que lleva libros enteros formular!
Gracias!

Xavi B dijo...

Hola a todos, me alegro que os haya gustado. Gracias a vosotros por vuestras palabras.
Lo de practicar...., siendo me ha gustado mucho porque es también mi parecer que la práctica ( meditación, técnica de la presencia, etc)es un punto crucial para llegar al nivel de maduración que hará que la fruta por si sola caiga del arbol en un instante que , este sí, estará fuera del tiempo.
Ya lo decia otro gran sabio advaita: vale más un gramo de práctica que una tonelada de teoria.

☼El Rincón del Relax☼ *Beatriz* dijo...

Bonito espacio, donde la serenidad y la armonía se hace presente.

Gracias por compartir.

TE dejo un relajante y cálido abrazo para tu ser.

Beatriz

ver con los ojos del corazon dijo...

Hola Xavi... qué buen maestro Jean Klein... y que bien muestra esa SENCILLEZ DEL SER..

Aunque siempre está ahi... ese encuentro debe andarse para ir distanciándonos de esa mente y reconocer ese espacio-Espiritu...Único..siempre presente...conciencia y luminosidad
Buen blog... aprendo cada dia de todos.

Un Abrazo!

Carmen
concienciapri mordial.blogspot.com

Un Abrazo, hermano.

Carmen
concienciaprimordial.blogspot.com

Manu-el dijo...

La Libertad es la condición previa para la verdadera meditación. La base de la Meditación es la atención o la vigilancia tanto del mundo objetivo como subjetivo y La Libertad consiste en estar libres de nuestros problemas, ansiedades, miedos, heridas psicológicas y de todo el conflicto que nos rodea