Etiquetas

meditación (8) Krishnamurti (7) oración (6) Dios (4) Ken Wilber (4) Klein (4) advaita (4) el trabajo interior (4) Blay (3) Contacto con Dios (3) Jesucristo (3) Maestro tibetano (3) Nisargadatta (3) búsqueda espiritual (3) contemplación (3) de Mello (3) libros espirituales (3) materialismo espiritual (3) Agni yoga (2) Bailando con la vida (2) El conocimiento de uno mismo (2) Franz Jalics (2) Oración del nombre de Jesús (2) Phillipp Moffitt (2) VBA (2) Vía directa (2) alma (2) antakarana (2) busqueda espiritual (2) centro magnético (2) entrega (2) integración cuerpo-mente (2) madurez (2) mente inconsciente (2) presencia (2) testigo (2) Annie Marquier (1) Budismo y Cristianismo (1) Cargar tu cruz (1) Chogyam Trungpa (1) Decálogo (1) Ejercicios de contemplación (1) El buscador en las fauces del tigre (1) El maestro del corazón (1) Francis Lucille (1) Hara (1) Iniciación (1) Karlfried Durckheim (1) Kornfield (1) La Cova (1) La habitación del ego (1) MT (1) Mariana Caplan (1) Peter Yang (1) Primera Noble Verdad (1) Raphael (1) Rincón del silencio (1) SER (1) Samkara (1) Sufrimiento (1) Tai chi zen (1) Tony de Mello (1) Traleg Rinpoche (1) Xavier Melloni (1) Yo soy eso (1) aceptación (1) aceptación vs resignación (1) angel solar (1) biografía de K por Papul Jayakar (1) carácter (1) chakras (1) emociones conflictivas (1) escucha (1) espiritual dad integral (1) espiritualidad integral (1) evolución espiritual (1) hesicastas (1) humildad (1) la perspectiva correcta (1) la sombra (1) luz (1) mantra (1) mirada inocente (1) morador en el umbral (1) oración de bienvenida (1) práctica vital integral (1) punto fijo (1) respiración (1) sombra (1) ángel de la presencia (1)

lunes, 14 de julio de 2008

Sri Nisargadatta

Mah: Usted ha respondido a su propia pregunta. ¿Por qué jugar con las ideas? Conténtese con aquello de lo que está seguro. Y la única cosa de la que puede estar seguro es de «yo soy». Permanezca con ello, y rechace todo lo demás. Esto es Yoga.
Int: Yo puedo rechazar solo verbalmente. Como mucho me acuerdo de repetir la fórmula: «esto no es mí mismo, esto no es mío. Yo soy más allá de todo esto».
Mah: Es suficiente. Primero verbalmente, después mental y emocionalmente, después en la acción. Preste atención a la realidad dentro de usted, y ella saldrá a la luz. Es como batir la crema para sacar la mantequilla. Hágalo correcta y asiduamente y el resultado vendrá seguro.
Int: ¿Cómo puede lo absoluto ser el resultado de un proceso?
Mah: Tiene usted razón, lo relativo no puede resultar en lo absoluto. Pero lo relativo puede bloquear lo absoluto, lo mismo que no batir la crema puede impedir la separación de la mantequilla. Es lo real quien crea el impulso; lo interior empuja a lo exterior y lo exterior responde con el interés y el esfuerzo. Pero finalmente no hay ningún interior, ni exterior; la luz de la consciencia es a la vez el creador y la criatura, el experimentador y la experiencia, el cuerpo y lo incorporado. Ocúpese del poder que proyecta todo esto y sus problemas se acabarán.
Int: ¿Cuál es el poder que proyecta?
Mah: Es la imaginación empujada por el deseo.
Int: Yo conozco todo esto, pero no tengo ningún poder sobre ello.
Mah: Esto es otra ilusión suya, nacida de la codicia de resultados.

Al leer esta conversación del maestro advaita me surge el claro paralelismo de sus palabras con la formación del antakarana que en sus fases iniciales y medias es creado mediante la visualizacion (imaginación) y la proyección (deseo). Vemos por tanto, una vez mas las similitudes entre los diferentes mensajes y líneas espirituales porque en realidad la fuente de todas ellas es única y la misma y todas están describiendo una única realidad y un único proceso aunque a veces desde distintos ángulos de visión.

No hay comentarios: